SERVICIO CATÓLICO
_____________________
 

 

Francisco: el modelo empresarial en salud produce descartes humanos

Durante la Audiencia a la Comisión Caridad y Salud de la Conferencia Episcopal de Italia, el Papa elogió a los párrocos italianos por la difusión del voluntariado en el país y aconsejó: «Visiten a todos los enfermos solos»

vaticaninsider / 10/02/2017

AUDIO

 

 

                              

 

 

«El modelo empresarial en ámbito sanitario, si es adoptado indiscriminadamente, en lugar de optimizar los recursos disponibles corre el peligro de producir descartes humanos». Lo dijo sin medias tintas Papa Francisco durante la audiencia que concedió hoy a la Comisión Caridad y Salud de la Conferencia Episcopal de Italia, guiada por el cardenal de Agrigento, Francesco Montenegro. El obispo de Roma pidió que lo que oriente las decisiones políticas y administrativas en este ámbito «no sea solo el dinero», ni «las decisiones de quienes administran los lugares de cura», y subrayó que «en primer lugar está la inviolable dignidad de cada persona humana, desde el momento de su concepción hasta el último suspiro». Francisco, que denunció la pobreza sanitaria en aumento «entre las franjas más pobres de la población», expresó el deseo de que todos los enfermos «cada vez más solos» que se encuentran en los hospitales y en las casas «sean visitados con mayor frecuencia, para que no se sientan excluidos». 

 

 

Francisco dio su cordial bienvenida a los que participaron en el encuentro promovido por la Comisión para el servicio de la caridad y la salud, de la Conferencia Episcopal Italiana, con ocasión de los 25 años de la Jornada Mundial del Enfermo, instituida por San Juan Pablo II, y de los 20 años de la oficina nacional italiana para la pastoral de la salud. 

 

«Han sido años marcados por fuertes cambios sociales y culturales y hoy podemos constatar una situación de luces y sombras», dijo el Papa, citando luego los importantes logros científicos y deseando que se impulse la investigación en lo que respecta a las enfermedades raras y descuidadas. 

 

Agradecido por la misión de los numerosos agentes sanitarios y de los voluntarios que «humanizan la vida de tantos enfermos y ancianos solos, pobres e indigentes», el Jorge Mario Bergoglio señaló que, «sin embargo, junto con las luces, hay algunas sombras que amenazan con agravar la experiencia de nuestros hermanos y hermanas enfermos». 

 

«Si hay un sector en el que la cultura del descarte evidencia sus dolorosas consecuencias —recordó—, es precisamente el sanitario. Cuando la persona enferma no se coloca en el centro y no se considera su dignidad, se generan actitudes que pueden llevar incluso a especular sobre las desgracias de los demás. ¡Y esto es muy grave! Es necesario vigilar, sobre todo cuando los pacientes son ancianos con una salud muy comprometida, si sufren patologías graves y costosas para su cuidado, o son particularmente difíciles, como los enfermos psiquiátricos. Si se adopta de forma indiscriminada el modelo empresarial en el sector sanitario, en lugar de optimizar los recursos disponibles, se corre el peligro de producir descartes humanos. Optimizar los recursos significa utilizarlos de forma ética y solidaria y no penalizar a los más frágiles».