SERVICIO CATÓLICO
_____________________
 

 

Un caso de win-win: jóvenes en residencias de ancianos

actadiurna  

 

                              

 

 

Se trata de la iniciativa de algunas residencias de ancianos que establecen un pacto con un grupo selecto de estudiantes universitarios: tiene residencia gratis a cambio de que dediquen algo de atención a los ancianos. Es una de esas situaciones winwin que vale la pena mencionar.

En la residencia holandesa Humanitas viven seis universitarios y ciento sesenta residentes ancianos. Los jóvenes han aceptado dedicar treinta horas al mes para socializar con los ancianos. No sustituyen a los profesionales que trabajan en la residencia, sino que los refuerzan en tareas como preparar la cena, organizar actividades, dar conversación, ir de compras, etc. La directora dice que desde que iniciaron este experimento, los temas de conversación han cambiado.

El enriquecimiento es mutuo, “es como tener muchos extra-abuelos…”, afirma una de las participantes. Unos y otros amplían los temas de conversación, y al tener un trato más directo con ellos, los jóvenes pueden percibir algunas necesidades de los ancianos que tal vez se escapan al profesional. Iniciativas similares existen al menos en Finlandia y Estados Unidos. En este último caso, la originalidad es que todos los jóvenes son estudiantes de música.