Menores refugiados, los nuevos alumnos de las escuelas europeas