¿Nacidos así? La ciencia no dice eso