OBSESIÓN POR LA IGUALDAD

 Autor: Lluís Pifarré 

 

 

     En junio de 2015, la doctora en educación, la portuguesa Liliana Rodrigues, miembro de la Comisión de Cultura y Educación de la UE, presentó el llamado “informe Rodrigues”, al Parlamento Europeo con el objeto de que la enseñanza en todas sus modalidades, se adaptara a los esquemas propios de la ideología de género, especialmente referidas a la capacidad de las mujeres en el ámbito educativo.  El 9 de septiembre, tuvo lugar en dicho Parlamento la votación de este “informe” que fue aprobado por 408 votos a favor, 236 en contra y 40 abstenciones. Un resultado que da buena idea de la preocupante situación de la UE en los temas más cruciales y, en definitiva, determinantes de nuestro futuro cultural. Un asunto que afecta tan de lleno a principios básicos como son la identidad sexual, la libertad  de educación y la subsidiariedad de la UE.

 Leer artículo completo en PDF